miércoles, 12 de marzo de 2008

Nota aparecida en el periódico Intolerancia: "La Pasión según San Mateo, música para volar."

La Pasión según San Mateo, música para volar

El objetivo de la conferencia programada para este jueves, en Profética, es el de utilizar algunas melodías como un detonante para mejorar la meditación.

Federico Vite

La conferencia audiovisual “La música como vehículo de meditación” en la que se abordará La Pasión según San Mateo, de Johann Sebastian Bach, será impartida por la pedagoga Susana Tiburcio este jueves a las 19:00 horas, en Profética Casa de Lectura, y uno de los objetivos de la charla es valerse de las melodías para potenciar la reflexión.

Explican los organizadores, en la página electrónica de Profética, que la conferencia tendrá varios aspectos; el primero de ellos consistirá en comentar la semblanza musical de Bach; así como la música germana de su época.

Se hará mención, especifica el portal de informativo, a los antecedentes de los oratorios a cuyo género pertenece La Pasión según San Mateo, considerada como una de las obras maestras de la música.

Señala que la pieza analizada es de un gran contenido emocional, además, es la culminación de siglos enteros de desarrollo musical.

Y Bach, especifica la propia Tiburcio en la página electrónica, como uno de los pináculos artísticos, también es motivo de estudio en esta charla, donde se comentará la obra de esta germano como la culminación de siglos enteros de desarrollo musical en Alemania central.


Breviario

“Los numerosos músicos de la familia Bach estaban en el corazón del servicio devoto de la música”, comenta Tiburcio.

Bach antes que nada era un cristiano, especifica, profundamente creyente que quiso acercar a los escuchas a Dios, a través de su arte. “Encontró su camino a través de las cantatas y oratorios alemanes”, comenta Tiburcio al respecto de la enorme sustancia simbólica de La Pasión según San Mateo.

Explica que dada la longitud de La Pasión se escucharán únicamente fragmentos en forma audiovisual.

La Pasión, argumenta la expositora, está basada en los capítulos 26 y 27 del Evangelio según San Mateo y es una magnífica oportunidad de meditación en esta época.

El objetivo de la charla es buscar la manera de mejorar la meditación al escuchar ciertas melodías; aspecto que linda con las fronteras de la musicoterapia, la cual consiste, de acuerdo con el Instituto Mexicano de Musicoterapia Humanista, en el uso de la música para mejorar el funcionamiento físico, psicológico, intelectual o social de personas que tienen problemas de salud o educativos.

Agregan que puede ser definida como un proceso de intervención sistemática, en el cual el terapeuta ayuda al paciente a obtener la salud a través de experiencias musicales y de las relaciones que se desarrollan a través de ellas como las fuerzas dinámicas para el cambio.

Aunque las virtudes del curso impartido por Tiburcio buscan el mejoramiento de las técnicas de meditación al escuchar La Pasión según San Mateo y sólo en un sesión de dos horas.

La charla será el próximo jueves a las 19:00 horas y el costo es de 50 pesos.

¿Quién es Susana Tiburcio?

Estudió Pedagogía Waldorf en Sacramento, California, y en Stuttgart, Alemania, con especialidad en música. Tiene Licenciatura en Música por la UAP y ha tomado numerosos cursos y seminarios orientados al desarrollo de la educación musical infantil, dirección coral, composición y musicoterapia.

Ha impartido cursos de apreciación musical en diversos foros, diplomado sobre la experiencia espiritual en la música en Extensión Universitaria de la UAP, así como seminarios sobre diversos compositores.

Fue la organizadora de los primeros conciertos de campana que se llevaron a cabo en la ciudad de Puebla y Cholula, y colaboradora de festivales tales como el Idriart, en Oaxaca, Polifonía en Oaxaca y la ciudad de Puebla, y en el festival internacional Días Mundiales de la Música cuyo concierto de clausura fue el primer concierto de campanas de la ciudad de Cholula.

Actualmente trabaja como instructora de Kindermusik para niños de bebés hasta 7 años, da cursos de música prenatal y clases particulares de piano con el método Suzuki, además de dar clases de música en jardines de niños particulares. Es miembro del coro capilla Santa Cecilia que se dedica a la divulgación del canto polifónico virreinal.