lunes, 27 de marzo de 2006

Presentación del libro "Pasión y coleccionismo" de Emma Yanes


Presentan en Profética el libro Pasión y Coleccionismo, un estudio del Museo Bello

Una reconstrucción histórica y análisis de uno de los museos más tradicionales de Puebla, se pueden encontrar en el libro Pasión y coleccionismo. El museo de arte José Luis Bello y González, que la arquitecta Emma Yanes, presentó el pasado viernes en la librería Profética. El objetivo de esta detallada investigación del inmueble, ubicado en la 3 Poniente, es que la colección regrese “con todo su valor al museo”, expresó la autora, pues tras el temblor de 1999, la construcción quedó muy dañada, por lo que gran parte de la obra ahí resguardada fue trasladada a otras casas de arte, como el Museo San Pedro.

La admiración de Emma Yanes por la familia Bello fue el impulso que la llevó a hacer esta investigación detallada del museo. Por su parte, en su intervención como presentador, Víctor Hugo Valencia definió al libro como una importante aportación a la metodología para abordar el análisis de un inmueble.

El llamado que la autora hace en su libro, motiva a que se cumpla “con los Bello y con Puebla, pidiendo que la colección que engrandece a Puebla, regrese con todo su valor al museo”.

Con el paso de las 197 páginas que forman a este libro, se puede ir conociendo la historia de este importante recinto cultural, que hasta el momento estaba quedando en el olvido de los ciudadanos.

Al respecto, Carlos Montero, quien fue parte de los presentadores, tras una revisión cautelosa de la obra que se hizo obvia en el momento de su intervención, consideró que Pasión y coleccionismo lleva al lector a la comprensión del proceso evolutivo de la casa que se convirtió en “un contenedor de testimonios únicos de la historia del mundo y de Puebla”. También confesó, que él espera que con su lectura, se pueda revivir al museo.

El patio de la librería Profética fue el escenario para que se presentara el libro, la audiencia, que llenó el lugar, escuchó atenta la explicación y los diferentes puntos de vista que los presentadores dieron sobre esta investigación.

Yanes Rizo, compartió en la velada, gran parte de la historia que radica en las paredes del museo, la labor del señor Bello y su entusiasmo por ofrecer a Puebla, un lugar donde el arte vivera.

A principios del siglo XX, fechas en las que la batalla por la Revolución se estaba efectuando, el fundador del museo estaba empeñado en la conservación de las obras de arte, entre ellas, las de carácter religioso, mismas por las fue encarcelado en su propio recinto, con el argumento de estar resguardando bienes de la iglesia, ya que en ésa época, la religión era perseguida.

Aún así, Mariano Bello siguió manteniendo vivo el lugar, con maravillosas colecciones de hierros forjados, cristales, porcelana oriental y francesa y arte religioso. Ya en los años 20, el museo es tomado por el ejercito, por lo que decide, al no cambiar la cláusula de su testamento, donar la colección a la ciudad.

En la “presentación en sociedad” del último libro de Emma Yanes, editado por la Conaculta a través del INAH, estuvo presente uno de los sobrios de don Mariano Bello, fundador del Museo José Luis Bello y González, Armando Chávez, quien hizo un reconocimiento a su tío, de su carácter como coleccionista.

Además calificó al trabajo de Mariano Bello como un legado para los habitantes de Puebla; “para que los artistas y los artesanos, aprendieran de la calidad que él mostraba”.

En cuanto a la redacción del libro, Armando Chávez elogió la descripción detallada que Emma Yanes Rizo hace de los desembarques que se hacían en el puerto de Veracruz y Acapulco, por donde llegaban obras de arte desde China u otras partas del mundo. Una forma “apasionante” de narrar la historia de Puebla.

Cabe mencionar que Pasión y coleccionismo. El museo de arte José Luis Bello y González, ofrece, también, una cantidad importante de fotografías de la época en que este gran proyecto nació, así como de los años posteriores, que van acompañando la explicación que en cada página, Emma Yanes va describiendo a manera de relato, historia y análisis.

Como la misma autora lo dijo, el deseo que quiere cumplir ésta publicación, es revivir la actividad del museo, así como llamar la atención de los ciudadanos porque visiten una obra que va desde la misma arquitectura del recinto, hasta “sus habitantes”, las obras de arte expuestas en él.

En estos días las puertas del Museo José Luis Bello y González están abiertas, y se espera que en algún momento, la belleza de sus colecciones, vuelvan a adornar el recinto.

Juan Pablo Ramos Monzón

Jornada de Oriente

27 de marzo de 2006