lunes, 6 de febrero de 2006

Nota aparecida en el periódico La Jornada de Oriente: "Presentan Safari accidental, libro más reciente de Villoro"

Elías Cannetti y Ángel Fernández se reunieron con el escritor en Profética
Presentan Safari accidental, libro más reciente de Villoro

"Los objetos están más cerca de lo que aparentan”. Con esta frase inscrita en los espejos retrovisores de los autos, terminó Juan Villoro una crónica sobre uno de los primeros encuentros del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional con la sociedad civil, muy cerca del poblado La Realidad, Chiapas.

Con esta frase también termina su apología sobre la crónica, en una noche invernal, en una vieja casona del Centro Histórico de Puebla, rodeado de lectores, bebedores de cerveza y jóvenes que quisieran como él atrapar el tiempo en un trozo de papel.

Para Villoro las palabras son símbolos mágicos. Eso lo aprendió muy joven, del locutor Ángel Fernández, un mago de la radio, un cronista deportivo que era capaz de hacer vibrar a la afición con un partido que nulificaría cualquier asomo de entusiasmo.

Y sobre esos símbolos mágicos que dan origen a la crónica, fue su discurso con el que presentó su libro Safari accidental, el pasado viernes en Profética.

Quien no haya contado algo, quien no haya atrapado el instante justo para hacer una crónica, no pudo mas que empezar a encogerse en la silla, porque Villoro pasó casi una hora hablando de su gusto por la crónica, género mas defendido por los escritores que por los periodistas.

Y es que a su juicio “no podemos dejar que las cosas pasen sin contarlas, necesitamos contar para soportar el peso de la realidad, porque la crónica tiene un contrato con la verdad”.

Contrario a los escritores que iniciaron en las salas de redacción como reporteros, Juan Villoro empezó al revés y tiene muy claras las diferencias entre ambos oficios: “el escritor está en el mundo de la ficción, es un rey que decide todo; el periodista tiene como musa a un jefe de redacción furibundo cuya ulcera gástrica puede estallar si no tiene a tiempo el material”.
Lesly Mellado May
Jornada de Oriente
6 de febrero de 2006