miércoles, 14 de septiembre de 2005

Nota aparecida en el periódico La Jornada de Oriente: "La casa Profética, apoya la iniciativa de Ley de Fomento para el Libro y la Lectura"

Envía carta a legisladores, firmada por 150 poblanos, para que aprueben el proyecto.

La casa Profética, apoya la iniciativa de Ley de Fomento para el Libro y la Lectura

La Casa de la Lectura Profética, a cargo de José Luis Escalera, envió una carta que, hasta el momento, ha sido, respaldada por más de 150 firmas, a la Cámara de Diputados, dirigida a los legisladores federales del estado de Puebla, de las distintas fracciones parlamentarias, para que impulsen y voten a favor del proyecto de iniciativa de Ley de Fomento para el Libro y la Lectura.

En entrevista, explicó que este proyecto, para le que espera se sumen más poblanos, involucra a toda la cadena del libro, editores, autores, distribuidores y libreros.

“Es un muy buen esfuerzo, que toma en cuenta los intereses de todas las partes que involucra la creación de un texto, y que le aprende a otros países, donde se ha regulado el precio único de los libros”.

En México, comentó, no existe un precio estándar en el costo de los libros, ya que éstos cambian de una librería a otra.

“Lo que primero exige esta iniciativa es que se homologue el precio de los libros, y a mediano plazo, que crezca la oferta de librerías pequeñas, especializadas en poesía, historia, arquitectura, entre otras áreas, que han cerrado sus puertas debido a la competencia desleal que existe con grandes empresas; por eso es necesario que se apruebe para que se puedan defender y no les están pegando las grandes librerías, como Sotano, Gandhi, y demás”.

El documento dirigido a los diputados de Puebla, exhorta a los diputados que están en el Palacio Legislativo de San Lázaro, para que voten a favor de este proyecto de iniciativa de ley, pero sobre todo para que estén enterados de la importancia de la regulación de los precios unitarios en la compra de los libros.

Es importante mencionar que el proyecto de iniciativa de ley está en análisis en la Comisión de Cultura de la Cámara Baja, para que los legisladores determinen su importancia y posible aprobación en este segundo periodo ordinario de sesiones, que inició el 1 de septiembre y concluye en diciembre.

Por lo que Escalera agregó: “estamos interesados en platicar con los representantes poblanos para explicarles la importancia de la iniciativa de ley, porque estoy seguro de que muchos de ellos desconocen el tema”.

Detalló que la idea nace de varios sectores involucrados en la lectura y venta de libros, donde el principal problema son las editoriales que tiene como clientes a las grandes cadenas como Sanborns, Vip’s y Gandhi, por lo que recalcó: “estamos hartos de los descuentos tramposos; por eso esta iniciativa regula este tipo de situación para que las librerías no tengan que subir el precio y después simular que realizan descuentos de hasta el 60 por ciento, cuando el costo del libro sigue siendo el mismo”.

Por otro lado, dejó claro que existe el temor de que esta iniciativa no llegue al pleno de la Cámara de Diputados, debido a que existen temas pendientes en la agenda legislativa.

“A mi manera de ver las cosas, no le veo mayor complicación; quiero pensar que existe un consenso entre los grupos parlamentarios para que las personas tengan acceso al conocimiento, a la literatura, a la poesía, a la palabra escrita”.

De igual forma, consideró que no podría existir una disputa real en la decisión de su aprobación; “creo que el problema sería la falta de tiempo para tocar el tema, porque todavía les hace falta votar las reformas estructurales que México necesita”, añadió.

Explicó que este proyecto de ley no sólo fomentará la creación de más librerías, sino de más editoriales pendientes “en apoyo a escritores que no son tan conocidos, pero que escriben bien, para que sean publicados”.

Esta iniciativa, también propone la creación de un Consejo Nacional para el Fomento del Libro y la Lectura con el objetivo de que sea un árgano consultivo que dependa de la Secretaría de Educación Pública y que proporcione espacio de asesoría y concertación entre todas las instancias públicas, sociales y privadas que están vinculadas con el libro y la lectura.

El proyecto de ley, igualmente, considera la creación de una base de datos, que se podrá consultar en Internet, donde esté un catálogo de libros y precios “para que no existan transas, y haya precio lo pondrá la editorial, y todas las librerias se tienen que sujetar al costo”.

Asimismo, también propone que toda la institución oficial, como las educativas, deberá destinar el 4 por ciento de su presupuesto de la compra de libros a la formación y capacitación de personal que tenga que ver con la gestión de los libros.

Finalmente, es importante mencionar que el proyecto de iniciativa de ley se puede conocer a detalle en el mostrador de la biblioteca Profética, ubicada en la 3 Sur 701, planta alta, y apoyar su aprobación con nombre y firma.

Yadira Llaven
Jornada de Oriente
Miércoles 14 de septiembre de 2005