sábado, 6 de agosto de 2005

Presentación del libro "Fe en el veneno"


Interesante ver como once plumas reproducen un caso real: Chimal

Fe en el veneno, un proyecto que llego a “puerto”

Durante la presentación del libro de cuentos Fe en el veneno (CONACULTA y SC, 2005 ) el narrador y ensayista Toluqueño Alberto Chimal aplaudió el hecho –Aunque tardío—de este proyecto literario colectivo, donde si bien –Como dijo Gerardo Sifuentes—“hubo gente que se quedó fuera”, finalmente – agregó Chimal—llegó a “puerto”, con “perspectivas diversas”.

Acompañado de Sifuentes y de los compiladores de los textos Paloma Villalobos y Francisco Coca, el autor de Estos son los días subrayó que es interesante ver como doce plumas diferentes reproducen un caso real, que salió en los periodicos, pero que ahora, “si queremos verlo desde un plan sociológico, es un signo de muchos males que todavía están entre nosotros, no nada más aquí en el estado de Puebla, en todo el país, con otras formas menos familiares, pero más caprichosas: la constante lucha entre los prejuicios y la ignorancia que se presume con otra actitud, está constantemente entre nosotros”. A pesar de que el libro “no deja de emprender cierto análisis de la realidad, no solamente de los hechos periodísticos que están modificados, me da gusto ver que no se entabla una guerra en contra de lo que está afuera y tampoco se trata de incurrir en una especie de nacionalismo”.

Además, continuó el escritor, “me llama la atención el hecho de que este libro es un testimonio de una generacion. Para una persona que llegue desprevenida a su lectura, como fue mi caso, lo que resulta es que la lectura de Fe en el veneno se puede ver como parte de la historia de la literatura mexicana al comienzo del siglo XXI, es como una especie de representación de un modelo a escala de muchas de las preocupaciones que tienen los escritores jóvenes de Puebla, como de muchas otras partes del pais. Esto a mi se me hace de lo mas interesante”, amen de que en muchas ocasiones el criterio con el cual se lee o se trata de leer las obras de los autores jóvenes, sea “muy insular, cerrado”. En estas fechas, todavía los antiguos criterios estan “intentando calificar a escritores como Gerardo Sifuentes, Paloma Villalobos, Ernesto Aroche o como todos los reunidos aquí en Fe en el veneno, de acuerdo con criterios que podían haber servido para explicar la aparición de la generación de Carlos Fuentes o Jose Emilio Pacheco, pero que no pueden usarse tal cual en una epoca que es distinta”, diversa como esta compilación, donde al mismo tiempo de comunicar “los hechos esenciales del supuesto exorcismo, comunican mucha de las actitudes que pueden asumirse ante la simple historia y ante la simple vida cotidiana. A partir de la simple existencia en un momento diferente de la historia, se puede abordar desde diversas perspectivas”. Es decir, éste como otros libros, son un ejemplo de que “la literatura aspira más a lo global”, incluso “pasa a expresarse por medio de blogs o de otras formas nuevas”.

Fe en el veneno esta a la venta en la librería Profetica, ubicada en la calle 3 sur 701, de esta ciudad capital.

Susana Sanchez Sanchez